REDISEÑO DE SERVICIOS RELACIONADOS CON PERMISOS DE EDIFICACIÓN Y URBANIZACIÓN Y MODIFICACIONES A LA NORMATIVA ASOCIADA PARA LA REALIZACIÓN DE TRÁMITES EN LÍNEA

Country: Chile
Language: EN
Number: 686231
Publication date: 15-03-2017
Source: United Nations Procurement Notices (UNDP)

Description

REDISEÑO DE SERVICIOS RELACIONADOS CON PERMISOS DE EDIFICACIÓN Y URBANIZACIÓN Y MODIFICACIONES A LA NORMATIVA ASOCIADA PARA LA REALIZACIÓN DE TRÁMITES EN LÍNEA
Procurement Process : RFP - Request for proposal
Office : UNDP, Country Office - CHILE
Deadline : 17-Apr-17
Posted on : 14-Mar-17
Development Area : SERVICES
Reference Number : 36351
Link to Atlas Project :
00080691 - Planes de desarrollo urbano sustentable
Documents :
invitacion sdp 043
bases SDP 043
Anexos SDP 043
Overview :

PAÍS: CHILE

 

FUENTE DE FINANCIAMIENTO: GOBIERNO DE CHILE

 

PROYECTO NÚMERO: 90298

 

TÍTULO: “IMPLEMENTACIÓN DE LA POLÍTICA NACIONAL DE DESARROLLO URBANO”

 

SECTOR DE NEGOCIOS: GOBERNABILIDAD

 

NÚMERO DE PROPUESTA: 043/2017

 

NOMBRE DE LA PROPUESTA: “REDISEÑO DE SERVICIOS RELACIONADOS CON PERMISOS DE EDIFICACIÓN Y URBANIZACIÓN Y MODIFICACIONES A LA NORMATIVA ASOCIADA PARA LA REALIZACIÓN DE TRÁMITES EN LÍNEA””

 

FECHA LÍMITE: LUNES 17 DE ABRIL DE 2017

HASTA LAS 18:00 HRS. (HORA LOCAL)

 

 

1.ANTECEDENTES

 

Chile en las últimas décadas ha logrado un crecimiento económico sostenido, lo que junto a políticas públicas eficientes ha permitido mejorar sustantivamente sus indicadores socioeconómicos. De hecho, Chile mantiene un índice de pobreza relativamente bajo (14,4% en 2011), muy por debajo del promedio de América Latina (27,9%) y el Índice de Desarrollo Humano es de 0,819 (2012), posicionando a Chile en el primer lugar de América Latina.

 

No obstante estos buenos resultados generales, persisten desafíos de envergadura vinculados principalmente con los altos niveles de desigualdad que persisten en el país, de hecho, el coeficiente de Gini se sitúa en 0,52 el 2011, muy por encima del promedio de la OCDE que alcanza el 0,3. Así, es destacado en el Programa País del PNUD Chile para el ciclo entrante 2015-2018, el que señala que “abordar esta desigualdad desde sus distintas dimensiones constituye el mayor reto en Chile, como país de renta media alta. […] Además, la desigualdad que se evidencia a nivel territorial entre las regiones, tanto en aspectos socioeconómicos como en el acceso a recursos naturales o en la posibilidad de disfrutar de un medio ambiente adecuado, requiere de medidas que entreguen mayores competencias y capacidades a las regiones, municipios y ciudadanos para afrontar sus propios desafíos de desarrollo. La segregación urbana es otra manifestación de la desigualdad en el acceso a servicios y a una calidad de vida adecuada al interior de las ciudades”.

 

En este contexto, el año 2010, el PNUD y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), a través de la División de Desarrollo Urbano (DDU), firmaron el convenio “Implementación de la Política de Desarrollo Urbano Sustentable”, el cual le permitió a ambas instituciones trabajar en aspectos técnicos que han dado lugar al proceso de formulación de la Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU).

 

En términos generales, el objetivo de la PNDU es mejorar la calidad de vida de las personas que residen en Chile, entendida no solo respecto de la disponibilidad de bienes y servicios, sino también respecto a la convivencia, la participación y la integración social. Todo esto, considerando que Chile no ha tenido una verdadera política urbana para guiar el desarrollo de sus ciudades, con el soporte necesario para generar cambios profundos.

 

Para la formulación de la PNDU, el MINVU desarrolló un proceso que contó con una amplia participación de distintos sectores de la sociedad chilena a través de una comisión asesora pluralista y diversa. Esta comisión estimó la necesidad de una Política pusiera el centro de atención en las personas y su calidad de vida. No solo respecto de la disponibilidad de bienes o condiciones objetivas, como pueden ser las áreas verdes, el transporte público o la contaminación atmosférica, sino también aspectos subjetivos, asociados a la dimensión humana, como convivencia, diversidad e integración.

 

Con fecha 4 de marzo de 2014 fue publicada en el Diario Oficial, la nueva Política Nacional de Desarrollo Urbano, que guiará el desarrollo de las ciudades chilenas durante los próximos 50 años, y cuyo objetivo es dar cuenta de las aspiraciones comunes, de las necesidades y carencias, de las reformas y caminos que en materia de desarrollo urbano es preciso recorrer para ser un país más inclusivo y justo.

 

En este contexto y en base a la experiencia acumulada a través de este acuerdo previo, el año 2014, el MINVU y PNUD Chile firman un nuevo convenio con el propósito de generar una continuidad por cuatro años más, focalizando la acción conjunta en la implementación de la recientemente aprobada PNDU.

 

Este último proyecto busca implementar una línea de trabajo y cooperación entre el PNUD y la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Realizando estudios y consultorías con el fin de dar apoyo, insumos y seguimiento al proceso de implementación de la Política Nacional de Desarrollo Urbano, materializando las priorizaciones y enfoques de la estrategia que emanen del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano.

 

Presentación del problema

 

La Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU), orienta el desarrollo de las ciudades chilenas, basándose en el principio general de “desarrollo sustentable”. Tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida de las personas y como propósitos más específicos:

  • Lograr una mejor calidad de vida para las personas, abordando de manera integral los aspectos que rigen la conformación de nuestras ciudades, buscando que su desarrollo sea socialmente integrado, ambientalmente equilibrado y económicamente próspero.
  • Apoyar la descentralización del país, acercando las decisiones de carácter local a las personas, promoviendo el respeto a las comunidades y fortaleciendo la participación ciudadana.
  • Entregar un marco explícito que posibilite una reorganización institucional y ordene el accionar de los diversos organismos y actores públicos y privados que intervienen en las ciudades y el territorio, evitando criterios y acciones disímiles, contradictorios o descoordinados.
  • Dar sustento y sentido de unidad y coherencia a la reformulación de los diversos cuerpos legales y reglamentarios, que requieren modernizarse y adecuarse a los nuevos requerimientos de la sociedad.
  • Generar certidumbres que favorezcan la convivencia de los ciudadanos en el territorio y posibiliten un ambiente propicio para el desarrollo de la sociedad y para las iniciativas de inversión pública y privada.

 

Para conseguir este objetivo central y estas metas más específicas, la PNDU define lineamientos y objetivos específicos que se organizan en cinco ámbitos, a saber: integración social, desarrollo económico, equilibrio ambiental, identidad y patrimonio e institucionalidad y gobernanza.

 

En cuanto a desarrollo económico, la PNDU propone, entre otros objetivos “[e]stablecer reglas que otorguen certeza al desarrollo de proyectos”, especialmente entregar reglas claras y objetivas a proyectos de construcción, además de velar por que la información pública esté disponible para las personas e instituciones, permitiendo una mejor formulación de proyectos y decisiones de inversión. Respecto a institucionalidad y gobernanza, la PNDU sugiere, entre otras cosas, el establecimiento de “[s]istemas expeditos de aprobación de iniciativas públicas y privadas”.

 

Proyecto DOM en Línea

 

En este contexto, surge la iniciativa DOM en Línea, a partir de un diagnóstico compartido sobre la necesidad de modernizar el modo en que se realizan trámites en las direcciones de obras municipales (DOMs). Actualmente, los trámites que se realizan en las DOMs son presenciales y en papel. Esto implica pérdidas de tiempo y recursos para solicitantes y revisores, errores en los antecedentes presentados y riesgo de pérdida de documentos. A pesar de que las mismas normas aplican para todo el país, los procesos de otorgamiento de permisos en cada DOM son distintos y muchas veces varían las formas de presentación y antecedentes exigidos entre municipios. Adicionalmente, existen grandes diferencias en recursos y capacidad instalada dentro de las DOMs del país.

 

El proyecto DOM en Línea consiste en desarrollar una plataforma en línea para la gestión de los trámites que deben realizarse en las direcciones de obras municipales. Una vez que la plataforma esté implementada en su totalidad, se podrá solicitar, gestionar y otorgar permisos, autorizaciones y certificados a través de internet. El proyecto surge como una propuesta de la Asociación de Directores de Obras Municipales (ADOM), la Asociación de Oficinas de Arquitectura (AOA), el Instituto de la Construcción (IC) y la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) al MINVU. Al que posteriormente se han sumado más organizaciones, incluyendo el Colegio de Arquitectos y la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO).

 

Con DOM en Línea se espera optimizar tiempo y recursos para todos los actores involucrados, mejorar el manejo de documentos y datos, disminuir errores en la presentación de solicitudes, estandarizar procesos, hacerlos más transparentes y trazables, disminuir brechas entre municipios y levantar datos que servirán para el diseño de políticas públicas, entre otros.

 

La plataforma DOM en Línea deberá ser flexible, pues la normativa de urbanismo y construcciones cambia constantemente; escalable, porque su instalación en las diversas comunas del país se hará en distintos momentos; progresiva, considerando que la implementación se hará por microservicios que irán aumentando en el tiempo, e integrada, ya que deberá conectarse con sistemas existentes en algunas DOMs y con distintos servicios públicos y privados, tales como conservadores de bienes raíces, empresas sanitarias, empresas distribuidoras de electricidad, el Servicio de Impuestos Internos u otros. Además, DOM en Línea no es la única iniciativa que ha incursionado en la digitalización de los trámites que se realizan en las direcciones de obras municipales, existen municipalidades que ya ofrecen algunos servicios asociados en línea y otras que están implementándolos por iniciativa propia o de los gobiernos regionales, además de proyectos de modernización ejecutados desde el nivel central, con los que la plataforma deberá integrarse.

 

En noviembre de 2016 concluyó la primera etapa del proyecto, que consistió en el desarrollo de un prototipo funcional, redacción de bases de licitación para la segunda etapa, diseño conceptual y estrategia de implementación.

 

La transición a una plataforma que permita la realización de trámites en línea requerirá analizar los procesos actuales y centrarse en las interacciones con los diversos usuarios, repensando los servicios que ofrecen las DOMs. Será necesario estandarizarlos, considerar las experiencias de los distintos usuarios y eliminar pasos que se vuelvan redundantes debido al uso de nuevas tecnologías. Asimismo, será necesario adaptar la normativa de urbanismo y construcciones para hacerla más acorde con los nuevos procesos y servicios definidos

 

 

 

 

2.SERVICIO REQUERIDO

 

 

El diseño y la implementación del proyecto DOM en Línea generan una oportunidad de revisar los actuales procesos de solicitud, revisión y entrega de permisos, autorizaciones y certificados que otorgan las DOMs. Por eso, se busca levantar y luego rediseñar esos servicios, poniendo especial cuidado en las diversas interacciones que los distintos usuarios que tendrán por medio de la plataforma, así como revisar las modificaciones a la normativa que establece los procedimientos actuales. A través del desarrollo de DOM en Línea, se busca contribuir a la implementación de la PNDU, especialmente en lo que se refiere a la entrega de certezas y sistemas expeditos de aprobación para el desarrollo de proyectos públicos y privados. Por otra parte, es de especial relevancia para el MINVU, realizar proyectos que contribuyan a fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas, además de reducir las brechas entre municipios.

 

 

 

3.OBJETIVOS

 

La consultoría tiene dos objetivos principales: rediseñar los servicios que entregan las DOMs desde la perspectiva de los usuarios y revisar la normativa de urbanismo y construcciones vigente, para que los servicios que entregan las DOMs puedan hacerse a través de internet.

 

Se espera que el consultor pueda levantar y rediseñar los servicios e interacciones que implican los trámites de solicitud, revisión y aprobación de permisos, autorizaciones y certificados que otorgan las DOMs, así como de la información que se entrega sobre la normativa de urbanismo y construcciones, desde la perspectiva de los diversos actores involucrados. Además de revisar la normativa vigente que establece dichos trámites y proponer modificaciones para adaptarla a los nuevos diseños de servicios y a la utilización de nuevas tecnologías. Estos antecedentes servirán como insumos para la construcción de la plataforma DOM en Línea.

 

Objetivos Específicos

 

Ámbito experiencias de usuario:

 

  • Identificar los servicios e interacciones asociados a trámites de solicitud, revisión, aprobación de permisos, autorizaciones y certificados que otorgan las DOMs.
  • Identificar los servicios e interacciones asociados a entrega de información que se generará a partir del funcionamiento de la plataforma DOM en Línea.
  • Identificar a los distintos actores involucrados en los trámites de solicitud, revisión y otorgamiento de permisos y autorizaciones, así como de certificados y solicitudes de información, indicando sus roles, requerimientos y puntos de contacto entre estos y las organizaciones.
  • Rediseñar los servicios de solicitud, revisión, otorgamiento de permisos, autorizaciones y certificados que otorgan las DOMs, así como de entrega de información relacionada (normativa y la generada por el sistema), poniendo en el centro la experiencia de los usuarios.
  • Proponer métodos e instrumentos para capacitar y prestar ayuda a los usuarios respecto de los trámites que se realizarán a través de DOM en Línea, como tutoriales, manuales de atención y para usuarios, guías para la toma de decisiones u otros.
  • Proponer un plan para la ejecución de la propuesta y para la gestión del cambio que implicará para los usuarios la implementación de la plataforma DOM en Línea.

 

Ámbito normativo:

 

  • Identificar los servicios e interacciones asociados a la entrega de información respecto de la normativa de urbanismo y construcciones que debe incorporar la plataforma DOM en Línea.
  • Revisar la normativa de urbanismo y construcciones vigente, que establece los procedimientos para la aprobación, revisión y otorgamiento de permisos y autorizaciones, así como la normativa que establece procedimientos para entrega de certificados e información.
  • Proponer modificaciones a la normativa de urbanismo y construcciones de modo de reflejar los procesos rediseñados y permitir la tramitación de permisos y certificados, además de la entrega de información, a través de la plataforma DOM en Línea. Esto deberá realizarse identificando los cambios que deben hacerse, al menos, a la Ley General de Urbanismo y Construcciones, su Ordenanza y los asuntos que deben aclararse o interpretarse por medio de circulares.

 

 

 

INFORMACIÓN DE CONTACTO:

 

PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO - CHILE

AV. DAG HAMMARSKJÖLD 3241 – VITACURA - SANTIAGO

TEL: (56) 22654 1045

Los interesados podrán descargar las bases y antecedentes de este proceso visitando la página Web: http://operaciones.pnud.cl/Adquisiciones/ –Nº 043/2017